Qué es el spam y cómo evitarlo en tu email marketing

Todos odiamos el spam. Nos quita tiempo, energía y supone una amenaza para la seguridad de nuestros dispositivos. Por eso, que los correos electrónicos terminen en la carpeta de spam es una de las peores pesadillas de cualquier persona encargada del marketing digital de una compañía o de liderar su propio proyecto. Nadie se quiere convertir en ese monstruo del que todos huyen.

El primer paso para evitar que tus emails sean catalogados de esta manera es tener en claro qué es el spam. Por eso, en este artículo, te contamos qué es y qué tipos hay, y te damos algunos consejos para que tus campañas de email marketing lleguen a la bandeja de entrada de tus usuarios. Además, te explicamos cómo una herramienta de email marketing te puede ayudar a no acabar en la temida carpeta de correo basura.

¿Qué es el spam?

El término spam hace referencia a aquellos mensajes intrusivos y no solicitados que llegan de forma masiva a las personas, normalmente con fines comerciales o publicitarios. Además, las intenciones de estos emails suelen ser maliciosas e incluir estafas, por ejemplo, a través del phishing (cuando los ciberdelincuentes se hacen pasar por una entidad confiable para robar contraseñas o datos personales)

Curiosamente, el origen del término spam está en un sketch de los humoristas británicos Monty Python. En él no se deja de repetir la palabra spam (una especie de carne enlatada muy popular tras la Segunda Guerra Mundial), pues en el bar en el que están es imposible comer algo que no lleve spam. De ahí su relación con estos tipos de mensajes, que no paran de llegar aunque nadie los quiera.

Otros términos relacionados con el spam son spammer, quien se dedica a enviar este tipo de mensajes no deseados, y spamming, la acción de hacer estos envíos masivos. Para llevarlo a cabo, en ocasiones se utilizan botnets, una red de ordenadores que los ciberdelincuentes ya han infectado y pueden controlar.

Tipos de spam

Los spammers (personas o entidades que envían spam) no se limitan a una sola forma de envío. Dependiendo del canal por cual se reciban los mensajes de spam, se puede diferenciar entre estos tipos:

  • Spam por correo electrónico: es uno de los más recurrentes. Es un envío masivo que llega en forma de email. En este artículo, nos centramos en el correo spam y cómo evitar que dañe tu estrategia de email marketing.
  • Spam en redes sociales: cuentas falsas que contactan de forma masiva con las personas a través de los mensajes directos y los comentarios en publicaciones.
  • Spam SEO de contenido: este tipo de spam se da en las páginas web y ocurre cuando se abusa de las palabras clave para posicionar una página en los buscadores.
  • Spam SEO de enlaces: en este caso, la técnica SEO del linkbuilding se usa de forma incorrecta, dejando comentarios en diferentes artículos y páginas web con el único objetivo de introducir enlaces en ellos.
  • Spam de mensajería: el spam también puede llegar a través de aplicaciones y webs de mensajería instantánea como WhatsApp o Skype.
  • Spam móvil: aquel que llega a los teléfonos móviles en forma de mensaje de texto o de notificación push.

8 consejos para evitar el spam en tu email marketing

Los filtros anti-spam son cada vez más estrictos. Ya no solo se fijan en si hay suplantación de identidad o archivos adjuntos maliciosos, sino que tienen en cuenta todos los elementos de un correo electrónico. Y tienen buenas razones para ello, ya que el 40 % de los correos electrónicos entrantes representan una amenaza potencial.

Aunque tus correos electrónicos tengan buenas intenciones, si no tienes cuidado, pueden llegar a la carpeta de spam de tus contactos. Y no solo eso, puede que sean ellos los que te marquen manualmente como spam si están cansados de recibir tus correos electrónicos o sienten que no son de fiar.

Esto haría que todos los esfuerzos puestos en tus campañas de email marketing no sirvieran para nada. Los correos electrónicos no llegarían a sus destinatarios y la entregabilidad disminuiría. Para evitar esto, presta atención a estos consejos.

Emplea un email con dominio propio

Al momento de que los servidores categoricen o no tus emails como correo basura, la autoridad de tu correo electrónico es importante. Los servidores genéricos como Gmail u Outlook son aceptables para el uso personal, pero en el ámbito empresarial es recomendable contar con una cuenta de correo electrónico con dominio propio.

Lo más recomendable es hacer que la cuenta de correo electrónico coincida con el dominio de tu página web o el nombre de tu marca, para que así sea fácilmente reconocible. De esta forma, tu dirección de correo electrónico estará personalizada y generará más confianza entre las personas que reciban tus emails.

En este correo electrónico de ING, puedes ver un ejemplo claro de cómo es un email con dominio propio y que guarde una relación directa con la empresa (@ing.es). Así, quienes lo reciban, identificarán fácilmente que se trata de un email real de ING.

2. Email ING

Utiliza un email con dominio propio para evitar el spam. Fuente: ING.

Revisa tu lista de contactos

Revisa tu base de datos con frecuencia y elimina de la lista aquellas direcciones de email que ya no te interese tener, como correos electrónicos que reboten tus emails o usuarios que lleven tiempo sin abrir los mensajes que les envías.

De esta forma, aumentarás la tasa de entregabilidad de tus correos electrónicos. Esto será valorado positivamente por los servidores de email al evaluar si tus envíos son spam o no. Además, así conseguirás reducir la tasa de rebote de tus emails.

Evita ciertas palabras y expresiones

El abuso de los signos de exclamación, las mayúsculas y los emojis son una señal de alerta para los filtros anti-spam, así que conviene utilizarlos con moderación.

Lo mismo ocurre con algunas palabras que, por su utilización frecuente en mensajes spam, pueden afectar tus correos electrónicos. Algunos ejemplos serían gratis, oferta, urgente, factura, etc. Si las utilizas, que sea con moderación e incluyéndolas en el mensaje de forma natural.

Personaliza el contenido

Si la persona que recibe el correo electrónico siente que el email va dirigido directamente a ella y además procede de una entidad con la que tiene algún tipo de relación, su confianza aumentará y será menos probable que te marque como spam.

Para lograr esto, pon su nombre de pila o apellido en el asunto del correo electrónico o dentro del cuerpo del mensaje, por ejemplo, en el saludo.

Evita utilizar su dirección de correo electrónico para dirigirte a ella, ya que esta es una práctica que utilizan los spammers al no contar con información personal de la persona a la que le envían los correos electrónicos.

3. Email personalizado

Personaliza tus emails para que no acaben en la carpeta de spam. Fuente: ActiveCampaign.

No abuses de las imágenes

Está bien que utilices imágenes en tus correos electrónicos, ya que es una forma de cuidar el diseño y llamar la atención de las personas. Sin embargo, es mejor que no incluyas demasiadas, ya que los spammers también utilizan este recurso para enviar contenido malicioso.

Las imágenes deben estar alineadas con la imagen corporativa de tu empresa para que los usuarios las reconozcan fácilmente. Si utilizas colores estridentes, banners demasiado llamativos, etc., la persona que lee el email puede pensar que se trata de spam y marcarlo como tal.

Ten cuidado con el número de enlaces que incluyes

Está bien incluir algún enlace en los mensajes de correo electrónico, al fin y al cabo, son una herramienta fundamental para conseguir conversiones a través del email marketing. Pero, al igual que ocurre con las imágenes, hay que tener cuidado con la cantidad.

Una cantidad abundante de enlaces no solo puede hacer que los filtros anti-spam identifiquen tu email como contenido malicioso, sino que puede repercutir negativamente en el CTR o tasa de clics de tus emails, una de las métricas de email marketing relacionadas con los enlaces de tus correos electrónicos.

Los enlaces deben llevar a la persona que lee a tu página web, a una landing page propia o a una web de confianza. Además, no es recomendable utilizar acortadores de enlaces, ya que esta práctica puede ser detectada como engañosa o peligrosa por los filtros anti-spam.

Facilita que el usuario gestione sus preferencias

Enviar correos electrónicos a una persona que no quiere recibirlos solo puede traer consecuencias negativas: mala imagen como empresa, mala experiencia del usuario, ser filtrado como spam, etc. Por eso, siempre tienes que dar la opción de gestionar las preferencias de suscripción.

Para ello, incluye un mensaje al final del correo electrónico en el que facilites un enlace para que la persona pueda gestionar qué tipos de correos electrónicos quiere recibir por tu parte o cancelar por completo su suscripción a tus emails.

En este email de Airbnb puedes ver un buen ejemplo de cómo incluir este tipo de mensajes al final de tu correo electrónico. De esta manera, los contactos siempre tendrán a su alcance las herramientas para gestionar sus preferencias.

4. Email Airbnb

Incluye un enlace para gestionar las preferencias de correo electrónico en tus emails. Fuente: Airbnb.

Por otro lado, para que tus correos electrónicos lleguen a personas que estén interesadas en ellos, la autenticación doble opt-in (cuando a las personas que se han inscrito a tu lista de correos les llega un correo para que confirmen su dirección de correo electrónico) es una excelente herramienta.

Utiliza una herramienta profesional de email marketing

Aplicar todos estos consejos consume tiempo y recursos, lo sabemos. Por eso, lo mejor es utilizar una plataforma profesional de email marketing como la de ActiveCampaign. Tal como verás a continuación, al usarla, tendrás a tu disposición una serie de herramientas que harán que tus correos electrónicos no sean marcados como spam.

5. Email marketing ActiveCampaign

Evita el spam con la herramienta de email marketing de ActiveCampaign. Fuente: ActiveCampaign.

Cómo te puede ayudar una herramienta de email marketing para que tus correos lleguen a sus destinatarios 

Con una herramienta completa de email marketing como la de ActiveCampaign es más sencillo evitar el spam en tu estrategia de email marketing. Estas son las principales ventajas de usar una herramienta de email marketing.

Mejora de la entregabilidad

Uno de los factores que afecta a la entregabilidad de los correos electrónicos es el proveedor de email. Busca una herramienta cuyo proveedor tenga buena reputación, como ActiveCampaign.

Otra forma de aumentar la entregabilidad con la ayuda de una herramienta de email marketing es monitorizando las campañas, evaluando los contactos y haciendo limpiezas periódicas.

Automatización y programación de emails

Puedes programar los correos electrónicos para que lleguen en el momento más adecuado para el contacto, teniendo en cuenta su zona horaria. Y todo sin que tengas que estar pendiente de darle al botón «enviar». Así será mucho más fácil desarrollar una estrategia de lead nurturing que te ayude a convertir a tus leads en clientes fidelizados. 

Además, gracias a la automatización, los emails llegan justo después de que la persona ha ejecutado una acción en concreto. Por ejemplo, los correos de confirmación tras realizar una compra o los de bienvenida al suscribirse a tu boletín informativo

La programación y la automatización de emails mejoran la tasa de apertura y, por lo tanto, la reputación de tus correos electrónicos, reduciendo la posibilidad de que sean catalogados como spam.

Segmentación de la audiencia y personalización de los emails

A través de la segmentación de contactos, puedes enviarles correos electrónicos a las personas que más interesadas estén en recibirlos.

Del mismo modo, al personalizar el contenido de los emails, por ejemplo, con contenido adaptado a los gustos de esa persona o saludándola por su nombre, fomentas también la tasa de apertura y una buena experiencia del cliente.

6. Segmentacion de contactos

Segmenta tus emails con una herramienta de email marketing. Fuente: ActiveCampaign.

Test A/B y monitorización

Con ActiveCampaign, puedes crear test A/B para saber exactamente qué tipo de correo electrónico funciona mejor. En estas pruebas, varía diferentes aspectos del correo electrónico, como la línea de asunto, las imágenes utilizadas o el tono de voz. 

Así, podrás crear el tipo de email que mayor tasa de apertura tenga, aspecto que ayuda a la entregabilidad. Además, podrás comprobar fácilmente si hay algún factor que está haciendo (o podría hacer) que tus emails se marquen como spam o tengan un rendimiento menor.

Haz que tus emails nunca se conviertan en spam 

Ahora ya sabes qué es el spam y qué tienes que hacer para que tus contactos y los servidores de correo electrónico no te confundan con un spammer. Sabemos que esta tarea no es sencilla, por eso, apoyarte en una plataforma como la de ActiveCampaign te ayudará y te quitará más de un dolor de cabeza.

Las funcionalidades de email marketing que ofrece, como la segmentación de contactos, la automatización y programación de envío o los test A/B, serán tus mejores aliados para que tus correos electrónicos no conozcan nunca lo que es terminar en la carpeta de spam.

Comment section